Aceite ATF


Aceite Cambio Automático = ATF (Automatic Transmission Fluid)

El aceite en el cambio automático ha de cumplir en un circuito diferentes requerimientos

  • Transmitir fuerzas (en el convertidor de par).
  • Efectuar acoplamientos (en los elementos hidráulicos del cambio).
  • Establecer valores de fricción (en los embragues y frenos de discos, en el embrague de anulación del convertidor de par).
  • Engrasar piezas (todas las piezas rotatorias del cambio).
  • Evacuar calor.
  • Transportar residuos de abrasión.

Estas tareas las tiene que realizar el aceite en un margen de temperatura de -30ºC a 150ºC (puntos de medición de la temperatura en el cárter de aceite del cambio).

Durante el cambio de las marchas, en los embragues y frenos de discos se pueden alcanzar temperaturas de 250ºC hasta los 400ºC. En especial, se mejora el índice de viscosidad para garantizar un líquido constantemente espeso en todo el margen de temperaturas. Es importante utilizar únicamente un aceite autorizado por el fabricante del vehículo. Otros aceites o aditivos poseen propiedades modificadas y resultan desventajosos para el funcionamiento y la vida útil del cambio. Especialmente perturbadores son los agentes acuosos en el aceite del cambio. A fin de mantener limpio el aceite, se aspira éste del cárter a través de un filtro. Un potente imán permanente situado en el cárter, acumula los residuos metálicos de abrasión, conocidos también como "ferricha". Aquí tenemos un ejemplo de un cárter sucio de "ferricha" y uno limpio:

Nivel / Temperatura del aceite

El nivel y la temperatura del aceite influyen enormemente sobre el perfecto funcionamiento de un cambio automático. Por esa razón, los cambios automáticos poseen un termosensor, que mide la temperatura del aceite, y un radiador de aceite. El siguiente gráfico nos aclarará las interrelaciones al respecto:

Ya un pequeño sobrepaso de la temperatura modifica el nivel del aceite. La expansión del aceite no tiene lugar en los canales del aceite, sino que sufre efecto en el cárter de aceite.

Especialmente el calentamiento en el convertidor impide el paso del aceite al cárter.

Un nivel demasiado alto de aceite produce espuma y hace salir aceite por el conducto de rebose.

Antes de restablecer el nivel de aceite hay que medir la temperatura con el aparato de diagnóstico, y se ha de ajustar a la temperatura indicada.

Con una cantidad correcta de aceite, el mando electrónico del cambio contrarresta regulando la variación de viscosidad causada por el aumento de temperatura y como consecuencia, varia la presión del aceite a fin de asegurar una calidad uniforme de acoplamiento de marchas.

En el apartado de "Catálogo Productos" puede adquirir nuestros aceites ATF para cambios automáticos en formatos de 2L, 5L y 25L. Si quiere más cantidad nos lo puede comunicar por mail.

En Técnicas en Transmisiones Automáticas, hemos hecho una selección de los mejores aceites para cambios automáticos:

Consulte la sección de "Catálogo/Productos" para hacer su pedido.


Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +