Curvas características adaptivas


Curvas características adaptivas

Los modernos mandos electrónicos del cambio, determinan un desplazamiento de la curva característica a partir de un gran número de informaciones que describen permanentemente la situación momentánea de funcionamiento y marcha.

Esta curva característica de acoplamiento adaptada individualmente y no rígida se utiliza en la unidad de control para la decisión del acoplamiento de marchas.

Se habla de una curva característica adaptiva.

El programa de acoplamiento en función de la resistencia al avance reconoce las resistencias al avance, tales como recorridos por pendientes cuesta arriba y cuesta abajo, servicio con remolque y viento contrario.

En base a la velocidad de marcha, posición de la válvula de mariposa, número de revoluciones del motor y aceleración del vehículo, la unidad de control calcula la resistencia al avance y fija según esos datos los puntos de acoplamiento.

La determinación del punto de acoplamiento en función del conductor y marcha se efectúa según el principio de "fuzzy logic" (lógica borrosa).



Mediante la velocidad del pedal acelerador (accionado rápida o lentamente), el conductor consigue un factor deportivo que se determina mediante la "fuzzy logic".

Con ayuda del factor deportivo tiene lugar una determinación flexible del punto de acoplamiento entre una concepción del mismo orientada al consumo o a la potencia.

De este modo, entre la curva característica de acoplamiento "ECO" y la "SPORT" son posibles muchos puntos de acoplamiento. Así se consigue una relación mucho más sensible a los requerimientos de marcha individuales.


Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +