Relación de sistemas de un cambio automático


Relación de sistemas

La unidad de control se encuentra siempre separada en el vehículo y no dispuesta en el cambio. El lugar de montaje varía según el tipo de vehículo (p. ej., en la caja de aguas, en el vano motor, en el vano motor, en el espacio reposapiés).

La unidad de control determina la lógica del acoplamiento de marchas mediante operaciones calculatorias permanentes. En base a ello, regula los elementos actuadores del mando electrónico del cambio, entre los que se cuentan, en primer lugar, las válvulas magnéticas, las cuales se encuentran en el dispositivo hidráulico del cambio.

Ventajas del mando electrónico del cambio frente al convencional hidráulico:

  • Sin gran despliegue técnico adicional se pueden procesar señales adicionales.
  • La regulación de la hidráulica es más exacta.
  • Los efectos de desgaste se pueden compensar mediante el mando de presión adaptivo.
  • La curva característica de acoplamiento de marchas se puede configurar de modo más flexible.
  • La electrónica protege más fácilmente contra manejo erróneo.
  • Las averías presentadas se pueden evadir hasta cierto punto, asegurando así la disponibilidad de servicio del vehículo.
  • Las averías presentadas quedan registradas en la correspondiente memoria para el Servicio.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +