Circuito / Bomba de aceite


Circuito / Bomba de aceite

En el cambio automático, el convertidor, la electrónica y el engranaje planetario están convenientemente completados con la hidráulica.

En el cambio automático, el medio de trabajo definitivo es el aceite.

Por ello, el aceite tiene también especial importancia en el cambio automático, pues sin aceite se pierden todas las funciones (para la importancia del aceite, véase también el apartado "Aceites").

El aceite adquiere presión por efecto de una bomba por separado y recorre el circuito de aceite.

En casi todos los cambios automáticos, como bomba de aceite se utiliza una bomba meniscal. La acciona el motor del vehículo al régimen del mismo.

Las bombas en forma de menisco son robustas, de funcionamiento seguro y generan la presión necesaria de trabajo (hasta unos 25 bares).

Ellas aseguran el suministro de aceite.

  • A los elementos del cambio.
  • Al mando del cambio.
  • Al convertidor de par hidrodinámico.
  • A todos los puntos de lubricación del cambio.

El aceite se enfría en un pequeño circuito aparte mediante el líquido refrigerante del motor.

En el dispositivo hidráulico del cambio (dispuesto usualmente debajo del mismo), tiene lugar la regulación y distribución de la presión.


Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +