Elementos hidráulicos del cambio


En el cambio automático de mando electrónico se utilizan válvulas magnéticas como elementos hidráulicos (válvula magnética de conmutación, válvula magnética de regulación).

Además encuentran aplicación válvulas de conmutación que sólo trabajan hidráulicamente.

Las válvulas magnéticas de conmutación conducen la presión del aceite a una válvula de conmutación o reducen dicha presión. Por tanto, conectan o desconectan y dan lugar a conmutaciones de los elementos del cambio, p.ej., se inicia el proceso de cambio de marchas.

En posición de reposo, están cerradas por acción de la fuerza elástica del muelle. El inducido está unido con el taqué de válvula. En la activación mediante la unidad de control electrónica, el inducido es arrastrado venciendo la fuerza elástica del muelle.

El taqué deja libre el paso de P a A para la presión de la válvula de conmutación y cierra la salida para presión cero.

Las válvulas magnéticas de conmutación se regulan con señal de mando digital (con. – descon.). La presión de válvula de conmutación actúa como presión de mando sobre la válvula de conmutación.

La válvula de conmutación es una válvula de funcionamiento netamente hidráulico. Sirve para distribuir la presión entre los elementos del cambio.

Por regla general, posee sólo dos posiciones de conmutación, que se acoplan mediante una o dos presiones de mando.

En la posición de reposo, el empalme de trabajo está unido con la salida para presión cero, por lo que los elementos del cambio están sin presión.

En la posición de trabajo, la presión de mando actúa en el empalme X; la presión P tiene paso al empalme A y la salida para presión cero está bloqueada. La salida L sirve solo de orificio de expansión.

Las válvulas de conmutación son mayormente válvulas de corredera, por lo que a menudo se designan como correderas o correderas de conmutación.

Ejemplo de funcionamiento de válvula magnética de conmutación y válvula de conmutación (representación esquemática).

Este ejemplo nos muestra que en un elemento del cambio no recibe presión de trabajo mediante la válvula magnética. Posición de reposo

La válvula magnética de conmutación no está activada.

En la válvula de conmutación no actúa ninguna presión de mando (presión de válvula de conmutación).

La salida para presión cero está abierta.

Posición de trabajo.

La válvula magnética de conmutación la activa la unidad de control electrónica del cambio automático; es accionada eléctricamente.

El imán atrae un taqué de válvula y deja libre el flujo para la presión a la válvula de conmutación. Seguidamente, el émbolo (empujador) se mueve hidráulicamente en la válvula de conmutación. Con ello se bloquea la salida para presióncero y se deja libre el empalme para la presión del trabajo.

Ahora, la presión de trabajo actúa plenamente sobre el elemento del cambio (embrague o freno, según la lógica del mando).

Las válvulas magnéticas de regulación, regulan una presión progresiva del aceite.

Son válvulas de cierre contra la presión cero, presentadas mediante fuerza elástica de muelle. Al activarse, se arrastrael inducido venciendo la fuerza elástica del muelle y el taqué de válvula abre la salida para presión cero.

De este modo, la presión de aceite disminuye en A, a saber, tanto más cuanto mayor sea la intensidad de la corriente de activación; por tanto, una activación progresiva.

Intensidad baja de corriente = presión alta.

Intensidad alta de corriente = presión baja.

Las válvulas magnéticas de regulación se utilizan siempre en combinación con un estrangulador y se alimentan con presión de válvula de regulación.

No regulan directamente la presión de aceite de un elemento del cambio, sino que suministran la presión de mando que, a través de A, actúa sobre una válvula reguladora de presión pospuesta (p.ej., presión moduladora).


Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +