Noticias


¿Por qué el cambio de aceite también es importante en el cambio de marchas automático?

A continuación intentaremos dar respuesta a las preguntas mas frecuentes que nos plantean en esta cuestión.

 

¿CON QUÉ FRECUENCIA SE DEBE REALIZAR UN CAMBIO DE ACEITE?

La frecuencia con la que se debe realizar el cambio del aceite lo determinan, entre otras cosas, el estilo de conducción y las influencias externas, tales como el clima, si se circula en ciudad ó en carretera la mayor parte de los kilómetros, etc. El arrastre de caravanas ó portacoches también es determinante.

Normalmente, y si antes no aparecen síntomas perceptibles de disfunción en la caja de cambios, el mantenimiento se realizará entre los 40 y 60 mil kilómetros recorridos.

 

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE UN CAMBIO DE ACEITE EN LA TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA?
  • una óptima transmisión de potencia
  • buena función hidráulica
  • remover eficientemente el calor
  • correcta respuesta de fricción de los embragues
  • buena lubrificación de los engranajes y cojinetes
  • propiedad antiespumante del fluido activa

Al igual que en el cambio de marchas manual, en la transmisión automática también es necesario que el aceite sea cambiado para evitar daños en la transmisión e incluso en el motor.

Los cambios de las velocidades en la transmisión automática se realizan por actuadotes hidráulicos y eléctricos.

Este proceso provoca fricción entre materiales con el consecuente desprendimiento de partículas que ensucian el aceite y obstruye pequeños elementos interiores de la caja de cambios.

 

¿EL PROCEDIMIENTO DEL CAMBIO DEL ACEITE ES DIFERENTE EN CADA MODELO DE TRANSMISIÓN?

Aunque se tiende a generalizar cuando se habla de transmisión automática, existen muchas diferencias entre fabricantes y modelos. Por eso, es muy importante, a la hora de cambiar el aceite de una transmisión automática, conocer el ATF homologado por el fabricante.

Cada fabricante equipa su vehículo con diferentes tipos de transmisiones automáticas, cuyas propiedades tecnológicas varían sustancialmente.

Los aceites que se utilizan en las transmisiones automaticas se denominan Fluidos de Transmisiónes Automáticas (ATF).

Un ATF es esencialmente utilizado para la transmisión de presión. A través de un flujo de energía del convertidor se convierte en par, en otras palabras es el principio activo de todo el sistema.

Los automóviles modernos, incorporan una nueva generación de transmisiones automáticas que tienen por objetivo reducir el consumo de combustible, reducir las emisiones contaminantes, mejorar el confort de marcha y la fiabilidad.

Esta nueva generación de transmisión automática en los coches está dispuesta con complejos microprocesadores de control electrónico, y en la mayoría de los modelos se encuentran ubicados dentro de la cavidad de la caja de cambios en contacto con el ATF.

Es muy importante a la hora de cambiar el aceite de una transmisión automática conocer el ATF homologado por el fabricante.




Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +